nlNederlands enEnglish esEspañol

Proyecto de horticultura urbana

Con este proyecto pretendemos mejorar la calidad de vida en los barrios. La hacemos mediante educación ambiental y educación sobre naturaleza, específicamente dirigida a la horticultura urbana, la alimentación saludable y la mejora y gestión de las zonas verdes (jardines) alrededor de las casas. Nos enfocamos en las familias, instituciones y escuelas de un barrio en particular por un período de 3 años. Después de que termina el periodo medimos los resultados y creamos un plan para el próximo barrio.

Huertos familiares

El proyecto de huertos del pie cuadrado ayuda a las familias a crear, decorar y mantener un pequeño huerto. Se realiza un acuerdo entre la ONG y las familias por un período de seis meses. Dentro de este periodo se les ayuda a llenar el huerto una vez y se les permite participar en el programa de enseñanza. También elaboramos un manual con información acerca sembrar, regar, compostar, control de enfermedades, insectos favorables para el jardín y la extracción de semillas. Como puede ver: Se ha pensado en todo para que las personas puedan cultivar sus propias verduras con éxito, incluso si su casa solo cuenta con un espacio limitado.

Después de eso, se pueden realizar acuerdos para un seguimiento como un curso de cocina, -plantación árboles, -captación de agua, explicación de sistemas de riego por goteo y la creación de un pequeño invernadero o un jardín ornamental.

Huertos escolares

En varias escuelas de Cochabamba, el equipo del proyecto imparte clases teóricas y de jardinería en el huerto escolar, con el fin de poner en práctica inmediatamente lo que se ha aprendido en la parte teórica. Los niños no sólo aprenden los principios básicos sobre jardinería, sino también reciben enseñanza sobre alimentos saludables, compostaje, recolección de semillas de hortalizas y fabricación de macetas o regaderas con materiales recicladas.

Las escuelas que participaron en los años anteriores reciben apoyo, si se requiere, mediante la participación en talleres y la provisión de semillas. Entre las escuelas y las familias, se intercambian semillas auto cultivadas, de esta manera se garantiza la calidad de las mismas.

Huertos en los centros

En dos centros de barrio donde se atiende a las personas durante períodos cortos o largos y donde se cocina a base diario, proveemos apoyo a la construcción, el diseño y el mantenimiento de un huerto. Se espera que tanto los residentes como los cuidadores participen de manera activa en estas actividades. Las verduras cosechadas se preparan en la cocina del centro y se destinan al consumo en la misma institución.

En cuanto termine el proyecto, se espera que el huerto sea administrado por los residentes del centro. También organizamos talleres de cocina con el fin de prestar atención a la alimentación saludable.

Compostaje

En varios restaurantes y cafeterías recogemos residuos verdes y posos de café con el fin de que sean convertidos en compost. De esta manera evitamos la contaminación adicional del basurero, donde estos residuos normalmente terminan sin separación ninguna. Este compost de contrario se utiliza como fertilizante en los huertos.

Talleres de cocina

En colaboración con un chef local hemos desarrollado una serie de talleres de cocina sobre la preparación de alimentos saludables, estos talleres son aptos para dar combinar con nuestros talleres sobre horticultura urbana. Tanto el personal de cocina de los hogares infantiles y de los albergues (en posesión de un huerto) como los padres en cuestión, pueden participar en los talleres de preparación de alimentos saludables. De esta manera, se atribuye a realizar un cambio de la cultura alimentaria.